Agencia de Trabajo Temporal y Outplacement.

Fervi Empleo ETT. especialistas en el servicio de Trabajos Temporales y Outplacement.

Top

Fervi Empleo ETT

diferencia entre reclutamiento y selección de personal

Reclutamiento y selección de personal, cómo puede ayudar a tu empresa

En todo departamento de Recursos Humanos, sea cual sea el tamaño de la empresa, las actividades de reclutamiento y selección de personal son imprescindibles.

Quizá pueda pensarse que estos dos conceptos son equivalentes y considerarse sinónimos, pero es importante distinguirlos.

Las fases de reclutamiento y selección de personal no suceden en paralelo y conviene comprender sus matices para asegurar un buen proceso a la hora de incorporar nuevos talentos a la compañía.

Diferencias entre el reclutamiento de personas y la selección de personal

Aunque están estrechamente relacionadas, un buen técnico de recursos humanos debe diferenciar entre las dos fases clave para la captación y contratación de perfiles en una empresa.

Necesariamente, la selección de personal no puede llevarse a cabo si no existe previamente una etapa de reclutamiento.

En qué consiste el reclutamiento de personas

Cuando el área de RR. HH. se dispone a reclutar, debe identificar a posibles candidatos que reúnan las condiciones deseadas para desempeñar las funciones que se requieran en los puestos vacantes de la empresa, así como convocarlos a través de un anuncio con la definición del puesto. Es decir, se trata del proceso de búsqueda de perfiles que encajen con la oferta laboral y con la compañía.

Antes de iniciar el reclutamiento, el equipo de recursos humanos debe estudiar las necesidades del departamento con la vacante y contar con una buena definición del puesto.

Se comuniquen o no de forma pública, en esta descripción de la vacante se deben enumerar todas las aptitudes y habilidades necesarias, tanto hard skills que definan el trabajo como las llamadas habilidades blandas o soft skills (flexibilidad, capacidad de adaptación, trabajo en equipo, etc.), así como otros aspectos relacionados con la experiencia y el conocimiento de herramientas.

Esta parte tiene luego mucha relación con cómo presentan estas habilidades el candidato en su curriculum vitae.

El objetivo es recabar la mayor cantidad de posibles talentos, pero con la suficiente calidad en cuanto a requisitos para que no suponga una pérdida de tiempo y se malgasten recursos.

La fase de reclutamiento puede llevarse a cabo de forma interna, promoviendo la vacante en un boletín para los empleados de la organización, por ejemplo, o externa, publicando la oferta de trabajo en portales especializados de anuncios de empleo.

En cualquier caso, se debe abrir la convocatoria para poner en contacto a la empresa con los candidatos potenciales para cubrir el puesto. En este sentido, la experiencia en el área de recursos humanos puede marcar la diferencia para identificar a quienes buscan trabajo activamente o desean cambiar de empresa.

La fase de selección de personal

Una vez se da por concluido el reclutamiento, podemos pasar a la selección de personal, por lo que cuando ya se dispone de suficientes candidaturas se puede cerrar, o pausar, la recepción de currículums.

Esta fase suele ser la más costosa y puede llevar tiempo en función de la complejidad del puesto, ya que consiste en elegir a los mejores perfiles para aspirar a ocupar la vacante.

Habitualmente, aunque no siempre son todos necesarios, la fase de selección de personal consta de una serie de pasos con técnicas y tácticas propias de los profesionales de recursos humanos:

  • Criba de currículums para descartar aquellos que no se ajusten a los requisitos de la oferta.
  • Toma de contacto, vía telefónica o por correo electrónico, para concertar entrevistas preliminares con el área de recursos humanos.
  • Entrevista cara a cara a través de videoconferencia o presencial.
  • Dinámicas de grupo junto a otros candidatos.
  • Encuentros de situación o entrevistas más técnicas con el responsable directo o el grupo de trabajo.
  • Prueba de competencias específicas, petición de portafolio o pruebas técnicas.
  • Test psicológicos o chequeos médicos, entre otros.

Cada organización o empresa de recursos humanos puede diseñar el proceso de selección de personal de forma diferente, en función de las necesidades de la compañía y/o del puesto de trabajo que se debe cubrir.

Por ejemplo, la fase de selección de personal para un puesto de directivo será completamente distinta a la de un puesto técnico, aunque seguramente habrá algunos pasos comunes en el proceso para garantizar que el perfil se ajusta a los valores de la empresa.

Captación de candidatos frente a elección de talentos

Cabe destacar que la captación de candidatos para el puesto es un proceso divergente, donde conviene tener una gran cantidad de perfiles para elegir, mientras que la elección de talento en la propia selección de personal es un proceso convergente, por ello implica un trabajo más cualitativo con cierto nivel de análisis y reflexión.

Es importante para todas las partes, empresas y candidatos, que el proceso sea «líquido» y que en él estén bien integrados todos los actores, con suficiente planificación entre los diferentes departamentos de la empresa (administración, finanzas, operativa, recursos humanos, departamento con la vacante en cuestión…). Existe el riesgo de que el candidato pierda el interés o se generen dudas si durante el proceso falla alguna de estas tomas de contacto o se produce cierta fricción.

Claves para un buen reclutamiento y posterior selección de personal

En primer lugar, la definición del puesto es clave antes de pasar al reclutamiento de personas. Cuando no se tienen claras las características del perfil puede ser muy útil recurrir a la consultoría externa de una empresa de recursos humanos, como por ejemplo Fervi Empleo.

Otro consejo interesante cuando el puesto no es de nueva creación, consiste en huir de los aspectos más negativos de la persona que ocupaba el cargo con anterioridad.

En cuanto a la selección de personal, además de explicar desde la primera toma de contacto al candidato potencial en qué consistirá el proceso y de cuántas fases o pruebas constará, la transparencia y la honestidad desde recursos humanos son las mejores pautas que se deben tener en cuenta. Conviene ofrecer cierta flexibilidad a los perfiles para los horarios y formatos de entrevistas, sobre todo si se encuentran en activo.

En definitiva, el éxito del reclutamiento y selección de personal se basa en una buena estrategia y un diseño del proceso adecuado que recoja las necesidades generales de la empresa y las condiciones particulares de la oferta de trabajo, así como un minucioso análisis de los perfiles y una buena comunicación con los candidatos potenciales.

Abrir chat